El centollo es uno de los mariscos más apreciados por los amantes de la buena mesa. Crustáceo decápodo braquiuro, su caparazón es grueso, convexo, cubierto de espinas y de forma ovalada-triangular. Si el centollo es de roca estará recubierto de pequeños gusanos, de algas y de
esponjas. Su primer par de patas terminan en unas pinzas lisas y alargadas, mientras que los cuatro pares restantes son velludos. Observando el abdomen del centollo podremos distinguir el sexo: si el abdomen es ovalado, ancho y grueso se tratará de una hembra; será un ejemplar macho cuando su abdomen sea triangular, estrecho y delgado. El centollo se alimenta de crustáceos, bivalvos, equinodermos, gasterópodos y algas y su depredador principal es el pulpo. El caparazón es de color rojo, más claro si el centollo es de arena que si se trata de uno de roca, en cuyo caso será de un color rojo más oscuro.

Disfruta en Madrid del centollo en O Recanto.

Tambien te recomendamos


Destilados de excepción

O Recanto es un restaurante gallego y como es lógico muchos platos y propuestas de nuestra carta pertenecen a la gastronomía de esa región español...

Dónde comer percebes

Uno de los más célebres y mejor considerados manjares para los amantes del marisco es el percebe. Una uña (capítulo) y un pedúnculo (pié) fo...

RESTAURANTE CON LAMPREA MADRID

Uno de los animales más ancestrales de cuantos se conocen, no habiendo evolucionado prácticamente en 500 millones de años es la lamprea. De forma c...