Quizá el molusco más apreciado por los amantes de los productos del mar sea la ostra.

Bivalvo, con las valvas desiguales y el cuerpo plano, la valva inferior es cóncava mientras que la superior es plana. Su concha la forman láminas calcáreas con un contorno irregular. Presentan un color, blanquecino, verdoso o marrón. Carece de dientes, en la charnela tiene un músculo elástico que se complementa con un músculo aductor muy fuerte que abre y cierra las valvas. Su cuerpo, cubierto por el manto, es de color grisáceo y bajo él se encuentran las branquias soldadas a la masa visceral. La ostra posee un aparato digestivo que consta de boca, esófago, estómago, hepatopáncreas e intestino, que desemboca en el ano. La ostra no tiene cabeza, ni ojos, ni pies; carece de los sentidos de la vista, el oído y el olfato.

Degusta en O Recanto este excepcional alimento.

Tambien te recomendamos


Mariscadas

La carta de O Recanto contiene multitud de platos principalmente de la cocina gallega, pero si hay algún elemento protagonista en nuestra carta es si...

MARISCO EN ZONA NORTE

NOVIEMBRE DE MANJARES DEL MAR. VUELVE EL CENTOLLO GALLEGO...

Langosta de la ría en Madrid

Nuestra carta aúna muchos platos tradicionales de la cocina gallega, además del mejor marisco. Uno de los animales marinos que cuenta con multitud d...