Ya en la antigua Roma la lamprea era considerada un auténtico manjar, los romanos se las llevaban del Miño según decía ya Plinio en el siglo I.

Es, sin embargo, en la Edad Media donde la lamprea alcanza su mayor esplendor al ser permitido su consumo en épocas de vigilia debido a que era un pez, por mucho que su textura se pareciese más a la carne de un animal.

Tambien te recomendamos


DONDE COMER ANGULAS EN MADRID

Las angulas son uno de los más misteriosos y fascinantes amigos de cuantos se conocen. Sus extrañas costumbres, la dificultad que entraña capturarl...

Restaurantes en la zona norte de Madrid

La zona norte de Madrid está convirtiéndose en una zona referencia con la proliferación de multitud de restaurantes, sobre todo en las localidades ...

Cocina en San Sebastián de los Reyes

La cocina gallega es quizá una de las más apreciadas y de mayor popularidad de nuestro país. En O Recanto ofrecemos a nuestros clientes la posibili...