La lamprea nace en los ríos, lugar en el que vive cuando es una larva, durante cuatro o cinco años en ese estado larvario. Después se va a vivir al mar hasta que alcanza la madurez sexual, momento en el que llega a medir hasta 1 metro y pesar aproximadamente 1 kilogramo. Se alimenta de sangre de peces fijándose a ellos con su boca como si fuera una ventosa gracias a sus dientes. Cuando es madura sexualmente vuelve de nuevo al río para reproducirse y morir después del desove. El número de huevos que pueden llegar a poner está entre 50000 y 200000 y construyen un nido de piedras en el fondo del río para protegerlos. En O Recanto preparamos la lamprea a la bordalesa, cocinada en su propia sangre.

Tambien te recomendamos


Capón de Villalba en Madrid

Para conseguir un capón villalbés se siguen los siguientes pasos. Solamente se le saca de la caponera para recibir la bicada o amoado, compuesta de ...

Angula, una joya del mar directo a nuestro plato

Las angulas son uno de los más misteriosos y fascinantes amigos de cuantos se conocen. Sus extrañas costumbres, la dificultad que entraña capturarl...

Atún de Barbate

La cocina de O Recanto ofrece a los comensales principalmente recetas y materias primas de la gastronomía gallega, pero en ella se puede encontrar ta...