Los percebes más cotizados son los que se adquieren vivos. Para comprobarlo se toca la uña del percebe en los intersticios de la placas que lo forman; si el percebe está vivo se moverá. Tradicionalmente se preparan cocidos en agua de mar o en agua dulce con una gran cantidad de sal: entre 30 y 50 gramos por litro según gustos. Precisan de una breve cocción, alrededor de un minuto desde que el agua hierve y se introducen los percebes. Se sacan de la olla, se cubren con un paño blanco y se llevan a la mesa, listos para consumir antes de que se enfríen. Para degustarlos es preciso separar el cuerpo y la uña del caparazón: se hace una incisión cerca de la uña del percebe y se tira de ésta, quedando el cuerpo con la uña en una mano y el caparazón vacío en la otra. La incisión es conveniente que se realice la parte inferior, ya que de lo contrario puede saltar el jugo no sólo siendo desperdiciado sino también pudiendo manchar alguna prenda de algún comensal.

Ven a O Recanto y prueba este crustáceo en nuestra terraza o en nuestros salones.

Tambien te recomendamos


DONDE COMER ANGULAS EN MADRID

Las angulas son uno de los más misteriosos y fascinantes amigos de cuantos se conocen. Sus extrañas costumbres, la dificultad que entraña capturarl...

RESTAURANTE CON COCIDO GALLEGO EN MADRID

Uno de los platos tradicionales de todas las regiones de nuestro país, y que en cada región, zona o incluso en cada casa se realiza de una manera di...

El mejor centollo gallego vuelve a Orecanto

Los restaurantes especializados en gastronomía gallega de alta calidad Ogrelo (Barrio de Retiro) y Orecanto (San Sebastián de los Reyes) ini-cian la...