Ya que no se encuentran centollos gallegos excelentes fuera de temporada, en el mercado se pueden encontrar ejemplares que los gallegos suelen denominar como centollos franceses. Son de menor calidad y se distinguen físicamente de los gallegos en el caparazón: los franceses tiene un color rojo más pálido que los gallegos y además su caparazón no tendrá gusanos ni algas. También es fácil distinguirlos por el precio: los franceses resultan más baratos, aunque últimamente los precios se están equiparando. Determinadas personas desprecian los ejemplares arenosos por confundirlos con franceses aunque éstos poseen un delicado sabor debido a la diferente alimentación respecto a los de roca. Se suelen preferir las hembras a los machos por albergar más carne, aunque será justo al contrario en caso de que la hembra esté recién mudada.

En nuestro restaurante se puede encontrar el mejor centollo de Madrid.

Tambien te recomendamos


Terraza en Madrid

Desde hace unos años son muchos los restaurantes que cuentan con terraza para uso de los clientes. Uno de esos es O Recanto, restaurante gallego de l...

DONDE COMER ANGULAS EN MADRID

Las angulas son uno de los más misteriosos y fascinantes amigos de cuantos se conocen. Sus extrañas costumbres, la dificultad que entraña capturarl...

Restaurante con atún rojo de almadraba

La variedad de túnido más apreciada y de mayor valor en el mercado debido a la gran calidad de su carne es el denominado atún rojo. Su tamaño e...